miércoles, 25 de febrero de 2015

ESTIMULACIÓN DEL LENGUAJE (3 A 7 AÑOS)

Ante preguntas que surgen en las familias de cómo ayudar a sus hijos en su desarrollo, os ponemos una serie de actividades para estimular el lenguaje y ayudarles a adquirirlo correctamente. Como veréis son consejos muy sencillos. 

TENER EN CUENTA 
-  El lenguaje es el instrumento de comunicación más importante que poseemos los seres humanos. 
-  Pero además, su adecuado desarrollo es decisivo para la estructuración del pensamiento y la acción del niño, para estructurar y regular su personalidad y el comportamiento con los demás, y es el principal medio de información y transmisión de cultura.  
-  El entorno familiar es el contexto clave, decisivo e insustituible para la estimulación y desarrollo del lenguaje del niño. 
-  Los especialistas organizan el lenguaje en tres dimensiones: 

1. EL USO 

-  Es la dimensión más importante y se refiere a las distintas funciones que cumple el lenguaje:  expresar sentimientos, pedir, dar explicaciones, etc... 
2. EL CONTENIDO 
-  Se refiere a las palabras que comprendemos y que usamos en nuestro lenguaje, el vocabulario. 
3. LA FORMA 
-  Referido a la articulación correcta de todos los sonidos del habla. 
-  Y referido a la organización de las palabras en la frase.  

PARA ESTIMULAR EL USO

-  La mejor forma de estimular el lenguaje es hablar con el niño y 
dejar que nos hable con tranquilidad.  
-  La Televisión no puede sustituir la estimulación del niño. 
-  Dejar que hable: no interrumpirle ni hablar por él.
-  Los padres sois el ejemplo de cómo usar el lenguaje para el niño. 
Por tanto, hablar correctamente, sin gritar, despacio, con frases 
comprensibles y bien ordenadas. 
-  También sois su ejemplo de hablar educadamente: pedir por favor, 
dar las gracias, expresar sentimientos sin herir, no usar “tacos”... 
-  Exigirle que pida las cosas “por favor”, que “dé las gracias”, que no
interrumpa cuando alguien habla... 

- Exigirle que hable con frases, no con palabras. Por ejemplo, si para 

pedir agua dice. “¡agua!”, exigirle que diga: “Por favor, ¿me das 
agua?”
-  Hacer juegos de terminar frases: “El coche va...”
-  Jugar a representar papeles de distintos personajes: La maestra, 

el médico, el vendedor... 
-  Que os cuenten sus experiencias en el colegio y vosotros contadle 
las vuestras.  
-  Traducir su habla. Si os quiere decir algo y lo hace 
incorrectamente, repetir lo que quiere comunicar correctamente: 
“Lo que me quieres decir es que...” 

PARA ESTIMULAR EL CONTENIDO

-  Enseñadle el nombre de los objetos habituales de la casa y jugar a 
preguntárselos: “¿Cuál es el tenedor...? ¿Cómo se llama esto?”
-  En viajes y salidas decidle el nombre de las cosas que van viendo.
-  Lo mismo si veis con ellos la televisión o un libro con ilustraciones.
-  Explicarle el nombre de los objetos que aparecen en los cuentos y 

canciones. 
-  Jugar al “veo - veo”.
-  Contestar siempre que os pregunte “¿Qué es esto?”
-  En algunos casos, pedidle al tutor o tutora que os  deje el 

vocabulario que están trabajando en la clase y repasarlo con ellos.

PARA ESTIMULAR LA FORMA

-  Procurar hablar y pronunciar en casa correctamente. 
-  Si tienen errores en algunos sonidos corregirlos sólo una vez en 
cada ocasión. Por ejemplo, si dice “palatano”, decidle sólo una vez: 
Se dice así “plátano”, a ver dilo tú”. Si lo dice correctamente elogiadlo, si lo vuelve a hacer mal, no corregirlo. 
- No decirles a todas horas: "No, así no se dice, se dice así" Si dice: me pones el papato?? (zapato). Responderles: quieres que te ponga el Zapato???" Es decir darles el modelo de palabra correcto.
-  No imitar su lenguaje infantil, sus errores o reírle la gracia de pronunciar mal.  
-  Evitar los alimentos triturados o biberón y chupete a partir de los 3 años: no 
se fortalecen los órganos de la boca para el habla: paladar, lengua, dientes... 
-  Si observáis algún problema físico (frenillo) comentadlo con el 
pediatra. 
-  Estructurar correctamente la frase. Exigirle que él lo haga 
también. 
-  Fomentar preguntas de Qué, quién, cómo...
-  Jugar a decirle una palabra y que diga una frase. Luego con dos...
-  Jugar a decirle una frase de 3 ó 4 palabras desordenadas y la 

tiene que decir ordenadamente. 
-  Jugar a los “trabalenguas”.
-  Jugar a alargar las frases.
-  Si presenta alguna dificultad en el movimiento de la lengua, en el 
soplo, en el control de la respiración o en un sonido en particular 

(por ejemplo en la “r”), pedir orientaciones al tutor/a. 
-  Hacer juegos de DICRIMINACIÓN AUDITIVA: Adivinar a qué corresponden sonidos (imitar animales, teléfono, dejar caer las llaves...). Jugar a “cazar” sonidos de letras. Por ejemplo, cada vez que se oiga el sonido “rr” en unas palabras, levantamos la mano.   


Texto extraído de la página de Jesús Jarque (Pedagogo y Orientador) www.jesusjarque.com

1 comentario:

  1. Una entrada muy interesante, Sara. Gracias por compartirla. Un saludo.

    ResponderEliminar